Toggle navigation

Comprar Oro

Una de las formas de invertir en oro es comprando lingotes, en lugar de adquirir inversiones intangibles como futuros o ETFs (fondos cotizados), lo cual te permite disponer de ellos físicamente, pudiendo disfrutar de la sensaciónn de mirarlos y tocarlos.

Índice del contenido   [Mostrar]

  1. Proceso para comprar lingotes de oro
  2. Compra únicamente oro puro
  3. Diferencia entre barras, monedas y joyería
  4. Compra oro en tamaños manejables
  5. Compara precios
  6. Evita estafadores

El oro físico para inversión se puede adquirir a precio spot (precio oficial del oro en el mercado en cada momento) más unos gastos adicionales (como el transporte) que dependerán de cada vendedor. A estos gastos debemos sumarle el disponer de un lugar para almacenarlo con seguridad.

El oro físico se utiliza como un seguro frente a un colapso económico de la moneda local, pudiendo cambiarlo por otra moneda si fuese necesario. Para los inversores funciona como un refugio ante una crisis, ya que su valor, aunque sube y baja con el tiempo, suele mantenerse incluso durante miles de años.

Los lingotes y monedas de oro representan tercios de la demanda anual de oro para inversión (y un cuarto de la demanda mundial) en la última década. Desde el año 2000 la demanda de barras y monedas se ha multiplicado por cuatro.

Proceso para comprar lingotes de oro

Existen varias páginas webs con buena reputación donde puedes comprar lingotes o barras de oro fácilmente. Algunas de ellas son JM Bullion, APMEX o Silver Gold Bull, donde ofrecen distintas alternativas para comprar lotes de lingotes con distintos pesos y cantidades. Generalmente estas empresas ofrecen descuenntos al comprar en grandes cantidades o al elegir un método de pago preferido por la empresa, por lo que es importante investigar todas las opciones que tenemos ya que podemos ahorrarnos bastante dinero.

Tras recibir los lingotes de oro, asegúrate de desempaquetarlos con cuidado para evitar que se rallen, o incluso puedes almacenarlos con su embalaje. Recuerda que el oro puro es maleable y puede rallarse o deformarse si se le da un golpe.

Para almacenar los lingotes puedes elegir entre guardarlas en una caja de seguridad que hayas instalado en el hogar o bien contratar un almacenamiento en tu banco.

Además de webs especializadas, también puedes participar en subastas online en plataformas como Ebay. Lo más importante en estos casos es asegurarte que el vendedor tiene buena reputación mirando sus valoraciones y el historial de transacciones.

Sea cual sea la forma que elijamos para comprar los lingotes, siempre debemos conocer el precio spot del oro para no pagar mucho más de su valor, así como comparar el precio entre distintos minoristas.

Compra únicamente oro puro

El oro utilizado como inversión tiene desde un 99% de oro puro. El 1% restante (como máximo) estará formado por otro metal como la plata o el cobre.

Al comprar barras de oro, asegúrate que en ellas se pueda leer su pureza (normalmente indicará un 99,99%), su peso y el nombre del fabricante.

Comprar oro

Diferencia entre barras, monedas y joyería

El oro puro mantendrá su valor monetario sea cual sea su forma, sin embargo, dependiendo de cómo se presente podría tener un valor superior. Por ejemplo, las monedas de oro suelen ser antiguas y presentar un valor histórico. De esta forma, existen monedas con menos cantidad de oro (menos puras) cuyo precio es superior a su peso correspondiente en lingotes, por su valor numismático.

Por ejemplo, la conocida moneda de American Eagle que es producida por la Casa de la Moneda de los Estados Unidos, contiene un 91% de oro, pero su valor es significativamente superior a su peso equivalente en lingotes, por tratarse de una pieza de colección.

Respecto a las joyas de oro, ocurre algo similar a las monedas, de forma que su valor en el mercado será superior a su equivalente en peso de lingotes. En este caso, ocurre que las joyas tienen un valor artístico al margen de la cantidad de oro que contengan. Además, es muy difícil encontrar joyas con un nivel de pureza suficiente como para que sean interesantes para la inversión, ya que el oro es maleable y si no estuvieran mezcladas con otros metales no mantendrían su forma.

Por ello, solo aquellos inversores especializados en piezas de colección recurrirán a la compra de monedas de oro, mientras que el resto de inversores generalmente preferirán invertir en lingotes de oro, ya que son más fáciles de convertir en efectivo y mantener a largo plazo.

Compra oro en tamaños manejables

Los inversores que compran barras de oro físicas deben considerar el tamaño de los lingotes que compra para que en el futuro se puedan vender más fácilmente. Por ejemplo, si el precio del oro fuese 1.000 $ por onza, y un inversor tiene 10.000 $, generalmente es más recomendable comprar 10 barras de una onza que una barra de 10 onzas, ya que es más fácil realizar muchas ventas pequeñas que una venta muy grande.

De forma contraria, también existen barras de un gramo de oro, pero por su pequeño tamaño, los compradores prefieren ahorrar para hacerse con barras de un mayor tamaño.

Compara precios

Como hemos comentado, es muy importante conocer el precio del oro al contado antes de empezar a buscar un minorista para comprar sus lingotes. Puedes navegar por nuestra página web para conocer el precio del oro en cada momento así como ver la evolución del precio del oro para conocer si el mercado está en un buen momento para la compra.

Siempre compara los precios entre los distintos proveedores, ya que cada uno añadirá al precio spot su valor añadido correspondiente a su comisión (que puede oscilar entre un 3 y 10 por ciento), el manejo, transporte, tarifas de pago y emisión de certificados de autenticación.

Otra forma cada vez más común de acceder al mercado del oro es Internet Investment Gold (IIG), que permite a los inversores comprar oro físico en línea, almacenarlo en bóvedas profesionales y tomar posesión de él en caso de necesidad. Como tal, Internet Investment Gold ofrece a los inversores una forma muy conveniente de beneficiarse de la propiedad directa del oro físico. 

Evita estafadores

Existen páginas webs americanas como Better Business Bureau y Ripoff Report que te permiten revisar distintos sitios webs de vendedores de oro para conocer su reputación.

Las páginas webs de los minoristas deben indicar todas las tarifas necesarias para cerrar una transacción. Un punto importante es conocer desde qué pais se realiza el envío y conocer los gastos de las aduanas, que en función de la cantidad comprada pueden ser sustanciales.

Por supuesto, evita las tiendas online que no te transmitan seguridad y busca comentarios por internet del vendedor para conocer las experiencias de otros compradores.

OK

Nuestra web utiliza cookies. Política de cookies