Toggle navigation

Monte de Piedad. Préstamos y subastas sobre oro y joyas

Hasta hace algunos siglos, conseguir préstamos o algún beneficio económico era muy difícil. La economía en el mundo, principalmente en España, estaba en una crisis. Ante este grave escenario económico, surgió lo que hoy en día se conoce como Monte de Piedad, o montepío en singular. Se destacan por ser entidades que basan su funconamiento en brindar sumas de dinero para satisfacer una necesidad básica.

El funcionamiento de éste es bastante simple. Al igual que una casa de empeño, la entidad ofrece un crédito por cualquier tipo de artículos, joyas, y metales preciosos de valor, con la única diferencia en que no ofrece avales ni garantías adicionales. Son entidades en donde conseguir dinero y “empeñar” un artículo no lleva más de diez minutos. Si quieres cierta cantidad de dinero, dirígete a un Monte de Piedad con tus joyas o artículo de valor y listo.

Cabe destacar que estas entidades tuvieron su origen en España. A medida que la economía de este país se fue restaurando y mejorando, más entidades de Montes de Piedad o montepíos surgieron por todo el territorio. En la actualidad, un gran número de países en el mundo poseen al menos un Monte de Piedad al cual las personas pueden acudir para buscar un préstamo o crédito.

Es innegable que los montepíos tuvieron un impacto positivo en la economía de España y el mundo. Claro que a medida que las circunstancias iban cambiando, poco a poco se fueron creando cajas de ahorros. Esto se hizo con el objetivo de ayudar y aumentar el nivel de ahorro de la clase social más baja.

Ahora bien, es normal que esto sea un tema nuevo para muchos, ya que no se suele hablar por las redes sociales y medios de comunicación sobre estas entidades. Por tal necesidad, nos hemos dado la tarea de explicar cómo funciona un Monte de Piedad. Asimismo, brindaremos información vital para que puedas entender que implica acudir a un montepío y si en realidad hacerlo te beneficiará económicamente.

Funcionamiento del Monte de Piedad

Los préstamos personales en países como España se han visto reducidos en comparación con años anteriores. Debido a que son menos los casos en donde las personas pueden conseguir prestamos de dinero, los Montes de Piedad han venido al rescate. Su lenta expansión por diversos territorios del mundo ha logrado aumentar el número de casos en las que se puede conseguir un crédito. Algo que se puede lograr si posees joyas de valor o metales como oro, plata, entre otros.

Cuando se está en una situación de crisis económica y/o financiera, en ocasiones es necesario acudir a este tipo de negocio. Pero antes de solicitar sus servicios, es imperativo que conozcas cuál es su funcionamiento. Como comentamos brevemente en párrafos anteriores, solo debes poseer joyas de oro, plata o planito, de forma que estos artículos sirven como “garantía” de obtener un crédito por parte de un Monte de Piedad.

Una vez tengas el artículo que servirá para conseguir el préstamo, lo que sigue es una valoración de acuerdo a la demanda actual. Por ejemplo, si posees joyas de oro de 14K, está será evaluada de diversas formas para corroborar que realmente son de oro, pesadas y tazadas.

Es un proceso que no lleva más de 10 o 15 minutos dependiendo de la habilidad y el conocimiento del evaluador o tasador. Una vez que haces entrega del artículo, se te facilita un recibo con el que podrás retirar el dinero acordado.

La diferencia que existe entre una casa de empeño y un Monte de Piedad es que el valor de los intereses es fijo y están regulados por el estatuto de cada montepío. Por lo general el porcentaje no supera el 10%. Otra característica de los montes de piedad es que los préstamos son válidos hasta por 12 meses como máximo. Dependiendo del acuerdo que se llegue con los tasadores y los implicados, este “contrato” se puede renovar, extendiendo así su fecha de cancelación.

¿Cómo pedir un préstamo en un monte de piedad?

Si necesitas buscar un préstamo con las joyas de oro o plata que tengas, seguramente puedas conseguir buena parte del dinero en los montepíos. Claro que es normal que sientas un poco de confusión si es primera vez que te diriges a una entidad como ésta. Lo que tienes que tener presente es que un Monte de Piedad tiene sus notables diferencias con una casa de empeño.

Por parte del Monte de Piedad, el préstamo que se te ofrece por tus joyas de oro dependerá del valor del artículo. Lo bueno es que su enfoque principal son las joyas de metales preciosos, pero eso no le quita la posibilidad de llevar algún otro objeto de igual o similar valor.

Se determina o hace una valoración de artículo en cuestión y seguido a esto, recibirás una propuesta. Dicha propuesta se basará tanto en el valor establecido por la entidad, como de los precios en el mercado actual y el estado de la pieza o joya. Una sugerencia es que antes de llevar tus joyas de oro o plata a un montepío, revises si tienen alguna suciedad, mancha o cualquier otra cosa que afecte la integridad física del material. La valoración de las joyas la realizará una persona, por lo que cuanto mejor sea el estado de los artículos que entregues, más posibilidades de obtener un buen valor de ellos.

Aunque hay muchas diferencias entre una casa de empeño y un Monte de Piedad, habrá veces en las que te resultará mejor acudir a una o a otra, todo dependerá tanto de tus joyas como de la entidad a la que vayas.

Por otro lado, los Montes de Piedad no son tan abundantes como lo pueden ser las casas de empeño. Actualmente los primeros se siguen estableciendo en diferentes partes del mundo, ayudando de alguna u otra manera la economía del país.

Entonces, ¿vale la pena acudir a los servicios de un Monte de Piedad? Si necesitas dinero de forma inmediata y tienes joyas u objetos de valor, los créditos de estas entidades pueden cubrir tus necesidades financiancieras en el momento. Lo ideal es que revises entre todas las formas de financiación que tengas a tu disposición y elijas la que menos intereses te genere y la que mejor se adapte a tus necesidades.

 

OK

Nuestra web utiliza cookies. Política de cookies